jueves , 21 marzo 2019

Home » Medicina » Diagnóstico » Otobis Megnini, un parásito común en los rebaños

Otobis Megnini, un parásito común en los rebaños

Categoría: Diagnóstico, Economia y administración, Medicina, Número 16, Parasitología Deja un comentario A+ / A-

Sanidad

Los ovinos afectados presentan signos de anemia

Otobis Megnini, un parásito común en los rebaños

También conocida como garrapata del oído, el Otobius Megnini es un parásito muy común en los rebaños de ovinos de México, se puede encontrar en animales de cualquier raza y edad, se alimenta de sangre y linfa del huesped provoicando anemia en infestaciones masivas.

* MVZ Rocío Silva Mendoza

Todavía en la actualidad, las enfermedades parasitarias representan una limitante en la producción pecuaria, ya que merman la calidad de los productos e incluso causan la muerte de los animales.

Se cree que las enfermedades causadas por ectoparásitos carecen de importancia, por el hecho de vivir éstos en la superficie corporal, sin embargo, el hacerse evidentes en algún momento del ciclo productivo, es un indicador de problemas de mala nutrición y deficiente higiene.

En este escrito se hará referencia a Otobius megnini, un parásito muy común en los rebaños ovinos de México y la consecuencia que su presencia puede ocasionar.

Otobius megnini conocida también como la “garrapata de la oreja” o la “garrapata espinosa del oído” como su nombre lo indica, se encuentra en el conducto auditivo externo de los animales domésticos, principalmente en: ovinos, bovinos, caprinos, cerdos, equinos, perros e inclusive del humano y no tiene afinidad por la edad o raza de sus víctimas.

Es una garrapata blanda que pertenece a la familia Argasidae (garrapatas sin escudo), su ciclo biológico consta de cuatro fases: huevo, larva, ninfa y adulto, sólo la larva y ninfa viven sobre el animal.

La larva es esférica una vez que se alimenta y posee tres pares de patas, la ninfa tiene la forma característica de violín con cuatro pares de patas, ambas son de color gris azulado con espinas de color café y miden entre 0.5 y 1 cm.

La garrapata del oído, un parásito frecuente en ovinos
La garrapata del oído, un parásito frecuente en ovinos
Foto: Archivo

El Otobius megnini deposita sus huevos en lugares escondidos como debajo de comederos, grietas, etcétera y después de tres a ocho semanas emerge una larva, la que sube al animal cuando éste come o esta echado, se dirige a la oreja donde se establece plenamente para transformarse después en ninfa, que permanece en el animal por aproximadamente ocho meses, la ninfa totalmente desarrollada abandona al animal y en el piso se forma el adulto, que tiene vida libre, además no se alimenta por tener sus órganos bucales atrofiados. Después de efectuarse la cópula de las garrapatas, la hembra pone huevos, repitiéndose el comportamiento antes descrito. Su presencia se incrementa en verano y disminuye en invierno.

La garrapata se alimenta principalmente de sangre y linfa, por lo que en infestaciones masivas observamos en los animales signos de anemia, caracterizados por mucosas pálidas y debilidad. Produce una irritación e inflamación severa en la zona afectada, que predispone a infecciones bacterianas secundarias, y el resultado es la formación de abscesos. Los ovinos enfermos manifiestan dolor, sacuden la cabeza con frecuencia, frotan las orejas contra la pared, dejan de comer, hay una pérdida progresiva de peso y por lo tanto de condición.

Se han reportado casos graves en equinos, donde se observaron signos nerviosos (espasmos musculares) presumiblemente ocasionados por la saliva de la garrapata inoculada al momento de picar y alimentarse.

El diagnóstico por lo general es sencillo, se basa en la extracción manual con pinzas o con un alambre de las garrapatas que se encuentran en el conducto auditivo externo y su posterior identificación. En algunas ocasiones el conducto se encuentra cerrado por completo por la presencia de exudado y la inflamación del mismo, lo que dificulta la extracción del parásito.

Existen diversos productos usados en el tratamiento para combatir a esta molesta garrapata, el triclorfón (Neguvón) y la flumetrina (Bayticol) aplicados en forma tópica por aspersión, han mostrado buenos resultados, teniendo una eficacia de 97.3 y 93.8% respectivamente. También la ivermectina (Ivomec, Dectiver o Ivertec), a razón de 200 mg por kg de peso vivo por vía subcutánea, ha mostrado ser eficaz, debiendo repetir la aplicación 15 días después de la primera.

Para el control es necesaria la aplicación de insecticidas en los animales e instalaciones y en casos persistentes es recomendable flamear las instalaciones.

El parásito permanece en el animal apróximadamente 8 meses
El parásito permanece en el animal apróximadamente 8 meses
Foto: Alicia Almanza

Se han reportado casos de Otobius megnini en humanos, sobre todo en aquellos que tienen contacto estrecho con rebaños ovinos. En ellos la localización y el comportamiento del parásito es similar a la de los animales.

* Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán, UNAM

Otobis Megnini, un parásito común en los rebaños Reviewed by on . Sanidad Los ovinos afectados presentan signos de anemia Otobis Megnini, un parásito común en los rebaños También conocida como garrapata del oído, el Otobius Me Sanidad Los ovinos afectados presentan signos de anemia Otobis Megnini, un parásito común en los rebaños También conocida como garrapata del oído, el Otobius Me Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top