jueves , 21 marzo 2019

Home » Instituciones » Disminuir costos y beneficiar el producto terminado: DLS

Disminuir costos y beneficiar el producto terminado: DLS

Categoría: Instituciones, Número 37, Ovinocultura en los estados Deja un comentario A+ / A-

Ovinocultura en los estados
El Centro de Integración Ovina

Disminuir costos y beneficiar el producto terminado: DLS

En entrevista con el licenciado Dagoberto Lara Sedas, Presidente de Ovinocultores Asociados del Sureste, La Revista Borrego, tuvo la oportunidad de conocer un poco más de esta Asociación, así como de los proyectos en los que actualmente se encuentran trabajando

Alicia Almanza Vázquez
Valeria Ruiz

A casi tres años que inició trabajos el Consejo de Administración de Ovinocultores Asociados del Sureste, se han ido consolidando algunas de las metas inicialmente propuestas. El trabajo de Ovinocultores Asociados del conocer un poco más en los que actualmente se encuentran trabajando.

Disminuir costos y beneficiar el producto terminado: DLS

En entrevista con el licenciado Dagoberto Lara Sedas, Presidente Sureste, la revista Borrego, tuvo la oportunidad de de esta Asociación, así como de los proyectos no ha sido fácil, pero sí constante, de tal manera que hoy, han llegado a formular un proyecto que no sólo beneficiará al estado de Tabasco, sino también a los estados circunvecinos de Campeche, Chiapas y el sur de Veracruz. Se trata del Centro de Integración Ovina.

“Se pretende que el Centro sea un detonante muy importante en la región sureste y más aún en el entorno de estos cuatro estados con una producción ganadera importante y una dinámica de crecimiento del sector ovino justificable. Este proyecto busca consolidar el trabajo de los productores en una meta común que es estandarizar y homologar la producción de corderos del sureste mexicano. Con esto podremos ofertar a los clientes nacionales en primera instancia y en un futuro, a mediano y largo plazo al mercado internacional”, nos cuenta Dagoberto Lara.

El proyecto está dividido en cinco etapas. La primera se pretende echar a andar a finales de noviembre de 2005, aunque hacen falta algunos trámites gubernamentales, el licenciado Lara destaca el apoyo que el Gobierno del Estado le ha dado a este proyecto a través de su Plan de Desarrollo Estatal.

En la primera etapa, se contempla la construcción de los primeros corrales en donde se les dará cabida a 5 mil corderos. Se espera que en abril de 2006, se consolide la primera fase para que en la segunda fase, prevista para diciembre de 2006 se tengan 10 mil corderos. Asimismo, para esa fecha se espera concluir con la infraestructura de edificios administrativos para las gestiones tanto técnicas como de capacitación y regulaciones sanitarias que beneficien a todos los productores.

“La visión es clara y el objetivo principal es poder facilitar a los productores primero que nada un lugar en donde se puedan abatir costos de producción, pues una de las bondades que tiene la ovinocultura tropical es poder reducir los costos de producción comparativa mente hablando con otras zonas del país, por el tipo de manejo que se hace de pastoreo semiintensivo de producción.
Sin embargo la finalización en esta zona del país es demasiado costosa, los insumos son muchos más caros que en otras zonas de México y eso nos hace vulnerables a la competitividad de nuestros mercados”.

Por esta razón, la Asociación de Ovinocultores Asociados del Su reste, considera que el Centro de Integración funcionará como una economía de escala que disminuya los costos al productor y beneficie el producto terminado.

Sobre la calidad de los productos, el Lic. Dagoberto Lara nos comentó que se espera alcanzar “la homogenización de la calidad de este producto con programas de cruzamiento muy establecidos, buenas prácticas productivas, capacitación y transferencia de tecnología que el ovinocultor pueda recibir de manera directa y con un costo menor para el beneficio de la actividad y de cada una de las explotaciones”.

Fachada principal

En total, el proyecto del Centro de Integración Ovina, consta de cinco etapas. De la primera a la cuarta etapa, se contempla desde la construcción de infraestructura, el crecimiento de corrales de engorda con tecnología de punta, pisos ele vados, asistencia técnica y alimentación (con la construcción de una planta de alimentos a principios de 2007), hasta la producción de 30 mil corderos que se estarán moviendo semanalmente en el mercado en periodos de 90 a 100 días, de tal forma que mensual mente se estará manejando un flujo de 10 mil corderos.

Además también se espera brindar una serie de servicios al productor. Servicios como el acopio de corderos y su traslado, así como la capacitación y asesoría técnica que requiere el productor en el manejo de su explotación.

Una vez que se tenga toda la estructura productiva y un centro de abastecimiento confiable y continuo, se pretende industrializar la producción, es decir, la quinta etapa está diseñada para alcanzar no solo el mercado nacional sino también el internacional.

Para poder alcanzar estas metas, nuestro entrevistado nos explica que no se debe olvidar la realidad productiva del estado de Tabasco y de la región del sur. “Estamos visualizando un programa maestro de crecimiento, tenemos un diagnóstico de las posibilidades de crecimiento que puede llegar a tener el sector. A nivel nacional vale la pena precisar que diversas instituciones señalan que el desarrollo de la ovinocultura se va a generar en zonas de trópico.

Esta visión nos hace fortalecer la idea del proyecto y crear la expectativa que el número de participantes que podríamos llegar a tener en un futuro pudiera dar el abastecimiento de estos 10 mil corderos como un flujo mensual visualizado en etapas semanales. Puede parecer un proyecto muy ambicioso con la participación de cuatro estados del país, pero podemos hablar que se estarán manejando de 2 mil a 2 500 corderos por estado”.

Así, se espera que con los esquemas de desarrollo, de promoción y de fortalecimiento al sector ovino en el sureste mexicano, no pasara mucho tiempo antes de que se vea la necesidad de continuar comercializando como el Centro de Integración lo está proponiendo.

El objetivo principal de todo este proyecto es la disminución de costos pero también el fortalecimiento de la actividad como sector. El licenciado Lara Sedas, pone como ejemplo, la construcción de corra les de engorda en diferentes esta dos del país, sin embargo, resalta la falta de asesoría e investigación continua que permita conocer las tendencias del sector, así como las decisiones que se pueden tomar para mejorarlo.

Maqueta

Señala que la asesoría disponible de manera particular o con la colaboración de Universidades y Centros de investigación es insuficiente ya que es muy difícil mantener una continuidad de la información y de las acciones emprendidas. Por esto, se está proponiendo dentro de la infraestructura del Centro de Integración, la creación de un stand permanente que mantenga comisiones multidisciplinarias o multinstitucionales para recabar información del sector ovino, la ovinocultura del trópico y de cómo se puede ir mejorando.

Para la realización total del proyecto se han calculado 36 millones de pesos; la inversión inicial se estima entre 18 y 20 millones de pesos de los cuales ya se tiene asegurado el 50 por ciento para iniciar con la primera y segunda etapa. Los recursos de la etapa tres y cuatro se irán gestionando en el camino con recursos procedentes de los productores, del gobierno de los estados, así como de recursos federales. Lo interesante del proyecto y que ha llamado la atención es que se ha pro puesto como un proyecto regional que tiene como fin reforzar el crecimiento de la ovinocultura.

Propuesta de corraleta

Finalmente, nos adelantó información sobre otro proyecto que la Asociación tiene en puerta relaciona do con la creación de un Closter de Ovinocultura Tropical, el primero en México. Este es un megaproyecto de la Asociación pues con él “se pretende hacer que nuestro sector se perciba con una visión empresarial que fortalezca el desarrollo de la industria nacional. Nuestro ejemplo a seguir es el Closter que se creó en Chile y que detonó la industria ovina chilena en grandes empresas de industrialización”.

 

Disminuir costos y beneficiar el producto terminado: DLS Reviewed by on . Ovinocultura en los estados El Centro de Integración OvinaDisminuir costos y beneficiar el producto terminado: DLS En entrevista con el licenciado Dagoberto Lar Ovinocultura en los estados El Centro de Integración OvinaDisminuir costos y beneficiar el producto terminado: DLS En entrevista con el licenciado Dagoberto Lar Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top