jueves , 21 marzo 2019

Home » Instituciones » Impulsa el Edomex un Comité Consultivo de Ovinocultura

Impulsa el Edomex un Comité Consultivo de Ovinocultura

Categoría: Instituciones, Número 16, Programas de apoyo Deja un comentario A+ / A-

Programas

La meta: crecer la producción e instalar un rastro TIF

Impulsa el Edomex un Comité Consultivo de Ovinocultura

Las ventajas de contar con un rastro Tipo Infección Federal (TIF), permitirá concentrar el sacrificio en la región centro, reducir el impacto ambiental, generar empleos, diversificar el mercado con canales y cortes, integración de los productores organizados con introductores y procesadores y la apertura de nuevos mercados para la comercialización.

Alicia Almanza Vázquez

En el marco de la primera reunión para proponer la creación de un Comité Consultivo de Ovinocultura en el Estado de México, la cual se realizó el 29 de mayo pasado en el salón productores de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario (Sedagro) en el municipio de Metepec, el gobierno de la entidad representada por el secretario Heberto Barrera Velásquez, presentó el plan de trabajo para la integración de este organismo.

Fue el subsecretario de Fomento Agropecuario, Ismael Ordóñez García, quien expuso el contexto y la propuesta de formar este comité, el cual busca organizar y orientar la política en el sector, con el objeto de que los programas de apoyo a esta especie avancen y se concreten con beneficios reales a los actores involucrados.

Ante la presencia de representantes de todos los sectores de la cadena productiva, se presentó el documento con los objetivos y metas, además de plantear su operatividad como un órgano técnico y consultivo de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, para coadyuvar en la planeación, promoción, coordinación, instrumentación, seguimiento y evaluación de las acciones tendientes al fomento e impulso de la producción, sacrificio, transformación y comercialización del ganado ovino en el estado.

Con este comité, se permitirá incrementar, en las mejores condiciones, el inventario del rebaño estatal y el volumen de producción de carne, además de establecer la infraestructura requerida para el sacrificio en condiciones de sanidad e inocuidad.

En el acto, el subsecretario indicó que, después de una revisión de los proyectos estratégicos impulsados por el gobernador Arturo Montiel, el de ovinocultura, se determinó como una prioridad para el gobierno del Estado de México, debido a que es una actividad en la que participan más de 40 mil productores y que en conjunto con los municipios colindantes se concentra el 50 por ciento del inventario nacional. Tan sólo el Estado de México y su vecino Hidalgo representan el 30 por ciento de la mitad de la producción del país.

Tomando en cuenta estas características y luego de esa evaluación estratégica en los planes gubernamentales, así como de realizar un proceso de análisis sobre la implicación de la apertura general en el sector, “nos encontramos con que ésta ha generado una competencia con ganado extranjero a costos inferiores a los nacionales”, precisó el funcionario, al tiempo que informó que el año pasado se tuvo que dar marcha atrás en la política de importación, ya que unos 10 mil borregos presentaban un alto porcentaje de posibilidades de tener problemas sanitarios.

En este sentido, otro aspecto que se destacó fue el contrabando técnico, consistente en la compra de ganado documentado para cría, que es destinado al abasto y viceversa, así como las importaciones mayores a las autorizadas por la Secretaría de Economía, entre otros factores, que determinaron la necesidad de un cambio en esta política.

Con estos antecedentes, se orientó el análisis, partiendo de los datos con que cuenta la Sagarpa en número de cabezas, las cuales alcanzan, aproximadamente 6 millones 46 mil en todo el territorio nacional y la mitad de esta producción se concentra en nueve estados del centro, Estado de México, Hidalgo, Puebla, Guanajuato, Michoacán, Tlaxcala, Querétaro, Morelos y el Distrito Federal.

Secretario de Desarrollo Agropecuario del Estado de México con miembrosde la cadena productiva.
Secretario de Desarrollo Agropecuario del Estado de México
con miembrosde la cadena productiva. Foto: Alicia Almanza

Por ello el gobierno del Estado de México decidió impulsar un cambio en la política de importación de ganado australiano, por ganado del país. Actualmente, la entidad mexiquense tienen un consumo de 11 mil toneladas por año, pero sólo 5 mil 500 se producen en la entidad. El diferencial, es cubierto con ganado de otras entidades, así como con carne de Estados Unidos y producto congelado de Nueva Zelanda, indicó el funcionario.

En materia científica, aspecto de gran impulso para el desarrollo de la actividad, el Estado de México cuenta con un amplio acervo, por ejemplo, en el área de investigación y de transferencia de tecnología destaca el esfuerzo de CAMEC, Imsar? Universidad Chapingo, Colegio de posgraduados, Facultad de Estudios Superiores de Cuautitlán (FES Cuautitlán) y de la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM), entidades e instituciones que manejan diversos programas de investigación aplicada a la ovinocultura en manejo y optimización de recurso forrajero.

Por su parte Icamec realiza pruebas de comportamiento productivo en corderos y Sedagro e inacamec han establecido medidas demostrativas para la implementación de paquetes tecnológicos. Asimismo, a través de Alianza para el Campo, se subsidian vientres y sementales especializados en carne, para aumentar los parámetros productivos y reproductivos del ganado estatal.

En el año 2000 Sedagro y la Universidad Autónoma del Estado de México establecieron un Centro de Mejoramiento Genético (Cemego) para la producción de dosis de semen y para la capacitación, mientras que ICAMED está en proceso de poner en marcha el establecimiento de un centro de reproducción ovina en Rancho Arroyo, para la producción de pie de cría de razas puras.

Bajo estas características de producción en el Estado, expuestas por el gobierno local, se destacó que el hato estatal se concentra principalmente en los municipios de Toluca, Atlacomulco, Jilotepec y Zumpango, regiones que alcanzan el 70 por ciento de la producción local.

De acuerdo este análisis, la actividad que más afecta al sector es el sacrificio. Ya que en este rubro, el 95 por ciento se realiza en mataderos y sólo el cinco por ciento en rastros municipales. Calpuluac, contiene el mayor número de mataderos sin control sanitario, lo que provoca un gran impacto en ecológico en el río Lerma.

Este tipo de problemas sanitarios impacta y frena otros aspectos de la cadena productiva, como es la comercialización, un ejemplo, es la demanda que las tiendas de autoservicio tienen por los productos cárnicos nacionales, siempre y cuando estén procesados bajo la normatividad Tipo Inspección Federal (TIF), la cual no existe en todo el país en materia de ovinos, a excepción de uno que se encuentra en Durango, el cual pertenece a la iniciativa privada y que destina sus producción al mercado de exportación.

Por esta razón y tomando en consideración que el 50 por ciento de la producción nacional se concentra en el centro del país, “se considera conveniente” incluir dentro de los objetivos de esta figura, la construcción de un rastro tipo TIF, para asegurar el abasto con calidad y control sanitario, satisfaciendo el mercado nacional e internacional, ya que el próximo año se desgravará dentro del TLC la parte arancelaria en materia de productos agropecuarios.

Las ventajas de contar con un rastro de esta categoría, permitirá concentrar el sacrificio en la región centro, reducir del impacto ambiental, generar empleos, diversificar el mercado con canales y cortes, integración de los productores organizados con introductores y procesadores y la apertura de nuevos mercados para la comercialización.

Además de todo esto y de consolidar a la cadena productiva ovina con la constitución de este Comité Consultivo, el documento que circuló en esta primera reunión plateó los siguientes objetivos:

– Promover normas encaminadas a regular y clasificar la carne de ovino, tomando en consideración la certificación de la calidad del producto y su nivel sanitario.
– A través del programa estatal de apoyo a la ovinocultura, fomentar sistemas integrales de producción ovina que operen de manera tecnificada, eficiente y rentable; estos sistemas serán generadores de tecnología en las explotaciones vecinas en los años subsecuentes.
– Impulsar a ovinocultores de la entidad que cuenten con vocación, experiencia e infraestructura en cada uno de los procesos de la cadena ovina que incluye aspectos de producción, transformación y comercialización.
– Fomentar el desarrollo de sistemas productivos, con el fin de incrementar el nivel tecnológico de las explotaciones y como consecuencia hacer de la ovinocultura una actividad rentable.
– Favorecer los mecanismos que permitan realizar acciones encaminadas a regular los volúmenes de importación de ganado de desecho y carne congelada que ingresa a la entidad.
– Opinar sobre los planes y programas en materia de fomento a la producción de ovinos que establezca la Secretaría de Desarrollo Agropecuario.
– Promover acciones encaminadas a la certificación de la calidad de la carne de ovino y sus derivados.
– Promover a través de foros de consulta, la participación del sector pecuario y de la ciudadanía en general en los planes y programas de fomento a la producción de ovinos.
– Proponer a las dependencias federales, estatales y municipales las soluciones a los problemas y necesidades en la materia.
– Proponer reformas a las disposiciones legales y administrativas que regulen el fomento a la producción de ovinos en la entidad.
– Sugerir los mecanismos de coordinación entre las autoridades federales, estatales y municipales en la ejecución y aplicación de programas tendientes al fomento de la producción de ovinos.
– A través de los programas que opera la federación, promoverá que se apoye a los productores de ovinos en aspectos relacionados con la organización gremial, así como a la producción, transformación y comercialización de los ovinos y sus derivados.
– Pugnar por que se aplique adecuadamente la normatividad relacionada con el sacrificio de los ovinos y que éste se realice con las condiciones sanitarias adecuadas.
– Establecer acciones encaminadas a favorecer la modernización de la infraestructura de sacrificio y en caso de considerarse conveniente, buscar alternativas para la constitución de un rastro con características Tipo Inspección Federal, garantizando el abastecimiento de ganado para sus sacrificio en este tipo de instalaciones.

Impulsa el Edomex un Comité Consultivo de Ovinocultura Reviewed by on . Programas La meta: crecer la producción e instalar un rastro TIF Impulsa el Edomex un Comité Consultivo de Ovinocultura Las ventajas de contar con un rastro Tip Programas La meta: crecer la producción e instalar un rastro TIF Impulsa el Edomex un Comité Consultivo de Ovinocultura Las ventajas de contar con un rastro Tip Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top