jueves , 21 marzo 2019

Home » Número 61 » La raza Hampshire en México

La raza Hampshire en México

Categoría: Número 61, Razas, Zootecnia Deja un comentario A+ / A-

Una de las más antiguas
La raza Hampshire en México

José de Lucas Tron1

La Hampshire como otras tantas razas presentes en el país, tiene virtudes y defectos, lo cual muestra la realidad de que no existe ni la raza perfecta, ni la ideal, ni la capaz de resolver todos los aspectos de la producción.

Exposición Nacional de Todas las Razas, Chiapas 2009. La Revista del Borrego 60.

Introducción

Ya en otros artículos hemos abordado el tema de las razas, en especial de las presentes en México, el tópico a pesar de lo aparentemente difundido y conocido, sigue siendo objeto de un enorme interés por parte de productores y técnicos, también hemos mencionado que raza e instalaciones son en términos generales las dos mayores preocupaciones de los productores, como si en ellas se centrara la esencia de la producción.

Dada esta persistente preocupación es que en esta ocasión abordaremos las características y comportamiento de una de las principales razas presentes desde hace muchos años en México la Hampshire.

hampshire 2

No obstante sus aproximadamente 40 años de saber de la presencia de esta extraordinaria raza sobre todo en el centro del México y de su gran difusión de los años 70 a 90, hoy en día es poco lo que se conoce en el país de ella, en cuanto su comportamiento tanto productivo como reproductivo. Durante muchos años su expansión obedeció más a su fama que a sus virtudes y es muy probable que esa haya sido la razón de no haber una preocupación por conocer sus reales posibilidades de producción, dejándose como ya se dijo a su fama. Sin embargo con la llegada de nuevas razas de pelo y la enorme difusión de las ya existentes en los últimos años, esta y otras razas lanadas han tenido que enfrentar una gran embestida que incluso ha puesto en jaque a varias de ellas.

La Hampshire como otras tantas razas presentes en el país, tiene virtudes y defectos, lo cual muestra la realidad de que no existe ni la raza perfecta, ni la ideal, ni la capaz de resolver todos los aspectos de la producción; por ello lo importante es conocerlas para aprovechar lo mejor de ellas y cómo trabajarlas para obtener sus máximos rendimientos.

Dado lo anterior, el objeto de este escrito es además de describir sus características externas y de comportamiento reportado en otros países, es el mencionar lo que se sabe de ella a través de la investigación en el nuestro, y señalar algunos de sus posibles usos y aplicaciones en la producción ovina nacional.

Origen de la raza Hampshire

La raza Hampshire es originaria del condado del mismo nombre ubicado en la costa sur de Inglaterra, es interesante encontrar que en el siglo XVIII, los animales de esta raza eran de cara blanca y con cuernos como la Dorset Horn, siendo el primer paso hacia un tipo más moderno acorne, la cara negra surge de su cruzamiento con la Old Black Face Berkshire Knot, introducida al inicio del siglo XIX, tras lo cual se metió la sangre Southdown (Terrill, 1961), aunque algunos autores señalan también la introducción de animales Wiltshire Horn. Al final es muy probable que su desarrollo se de por la mezcla de estirpes distintas de individuos afines a lo largo de las fronteras del Condado de Hampshire. Con todo, es reconocido que es una de las razas más antiguas, se menciona que hacia 1815 se estableció en los condados de Hampshire, Wiltshire, Dorset y Berkshire (Ponting, 1980), pero se le identifica como tal en la Gran Bretaña desde 1857 y en Estados Unidos su registró data del año de 1889, al fundarse la Asociación del Hampshire americano, ahora conocida como American Hampshire Down Sheep Association.

Esta raza de acuerdo a las diferentes formas de clasificación se le ubica en el grupo de lana media y dentro de esta clasificación pertenece al grupo Down de caras negras. En forma más frecuente se le ubica en el grupo de las razas carniceras (o para carne), debido a que es muy apreciada por producir corderos de gran tamaño y peso, así como hembras con buena prolificidad, cualidades de maduración temprana y ser buenas lecheras, tener fama de buena ganancia de peso y de gran precocidad, de ahí que se le identifique como productora de corderos para abasto y por ello la clasificación como productora de carne (De Lucas y Arbiza, 1996). Como sucede con la mayoría de las razas, estas evolucionan o sufren cambios según el lugar (país) o región donde son criadas, por ello se considera pertinente iniciar con una descripción de las actuales características de los animales en su país de origen.

La Hampshire inglesa

El Hampshire inglés es un ovino de talla media, donde los machos pesan de unos 77 a 125 kg y las hembras de 60 a 115 kg con una apariencia de animal compacto, redondeado, aspecto musculoso y de miembros cortos anchos y con esa misma forma redondeada el cuerpo, su cuello es corto y ancho y su cabeza es de forma triangular y sin cuernos, con las orejas medianas y perpendiculares, sus patas presentan pelos obscuros (marrón a negro) entreverados con fibras de lana principalmente debajo de los corvejones y las rodillas como se muestra en las Fotos de la portada, aunque su lana aparenta ser toda blanca tiene fibras negras entreveradas, su vellón es corto, de bajo peso y finuras de 48s a 56s. Se le considera un animal dócil y extendido en muchas partes del mundo. Usualmente se le cría en lugares de buenas pasturas.

De las diversas características que dan forma a esta raza quizá la exterior más típica sea el dibujo de su cara, como se aprecia en las Fotos 1 a y b, está cubierta de lana excepto alrededor de los ojos, el morro y las orejas en las que puede combinarse con algo de lana. El señalar estas particularidades obedece a que más adelante se mencionarán algunos cambios en algunas de las variedades de esta raza donde uno de los aspectos que destaca es el dibujo de la cara.

Hampshire 3

Hampshire 4Foto 1 a y b. Animales típicos Hampshire inglés. Obsérvense el dibujo característico que se forma con los pelos negros alrededor de los ojos, del morro y en las orejas combinados con lana.

La Hampshire en México

La aparición de esta raza en México al menos en forma importante proviene de animales traídos de los Estados Unidos en los años de las décadas de los 50 o 60, a partir de aquí, las importaciones provenientes de este país han sido reiteradas hasta años recientes, en que se han detenido básicamente por limitaciones de tipo sanitario.

Como ya se mencionó, no obstante su presencia de casi medio siglo en el país y su importancia en el Altiplano Central, recién se empieza a generar información de aspectos relacionados con su comportamiento productivo y reproductivo, y esto no derivado del interés de criarla como raza pura, sino de su uso cada vez más frecuente en cruzamientos sobre todo terminales con otras razas para producir corderos para abasto. La demanda de machos para los cruzamientos está exigiendo conocer sus características de producción y reproducción, para de ahí realizar la toma de decisiones por parte de los técnicos y productores.

Antes de dar una descripción de las características de los animales presentes en México, es necesario recordar que las dos razas que por muchos años han sido de las más populares en el centro de país son la Suffolk y la Hampshire. Si bien es difícil establecer la razón de su popularidad, quizá los antecedentes se remonten a la búsqueda de animales lanados para carne desde el siglo V en la Mesa Central, dada la mala fama de los animales amerinados y las características de clima templado de la zona apto para estas razas. Por ello, Velasco en su tesis de 1881, además de señalar una importación de la raza Southdown y recomendar utilizarla para mejorar la producción, también hace mención a la importación de la raza Cotstwold a la Escuela de Agricultura y otra a los “Valles de Apam”, por ser lugares donde podrían prosperar. Lo anterior da una muestra de la inquietud por la búsqueda de otro tipo de animales con mejores características para la producción de carne y que quizá a la larga influyó y facilitó para que fueran mejor aceptadas las ya mencionadas Suffolk y Hampshire.

La realidad es que estas dos razas, se han adaptado bien y son por ello populares como raza pura en esta zona, que comprende a los Estados de Hidalgo, México, Puebla y Tlaxcala. La foto 2 muestra un rebaño en una zona boscosa templada en Real del Monte en Hidalgo. Sin embargo como ya se mencionó hay otro rubro por el cual estas dos razas y otras con vocación carnicera son importantes, y es su utilización en esquemas de cruzamiento, los cuales en el país empiezan a ser apreciados para la producción de corderos gordos para abasto como se hace en otros países (De Lucas y Arbiza, 1996; De Lucas, 2006).

Hampshire 5Foto 2. Rebaño Hampshire en la zona boscosa de Real del Monte Hidalgo, donde prevalece el clima templado Foto cortesía del Ing. EPO Antonio de la Cruz.

La raza Hampshire en el país ha sufrido modificaciones debido a dos razones, la primera se obedece a las recientes importaciones de animales de Australia o Nueva Zelandia que han modificado las variedades que de ella existen, por que aunque se llaman igual y su objetivo no ha cambiado substancialmente, la desarrollada en Estados Unidos tiene diferencias importantes de la original Inglesa y de las desarrolladas en Australia y Nueva Zelandia. Estas diferencias serán resaltadas en el transcurso de este escrito. La segunda razón es el gusto de los productores o los mitos que se generan por determinado tipo de animales, por ejemplo en las Fotos 3 y 4, se presentan prototipos que en los últimos años suele ser bastante demandados, es decir, aproximándose más al tipo inglés original.

Hampshire 6 Foto 3. Tipo de carnerito Hampshire que suele ser demandado por los compradores de esta raza. Foto cortesía del Ing. EPO Antonio de la Cruz, del Rancho Cruxtitla en Hidalgo México.

Hampshire 7 Foto 4. Corderos de raza Hampshire criados en pastoreo en Hidalgo. Foto cortesía de Ing. EPO Antonio de la Cruz Moreno

La Hampshire americana (o norteamericana)

Esta variedad muy probablemente sea la primera que arribó al país dada su antigüedad en USA y la facilidad para traerla; la realidad es que por el momento es la más difundida. Aunque como ya se señaló en esta y en otras razas no esta claro cuando llegaron a México, sí lo está el hecho de su aceptación y difusión en los Estados de Altiplano Central, en especial de Hidalgo donde tomó un gran auge y por lejos llegó a ser la raza más importante, por ello se podría decir que éste Estado es la patria del la Hampshire en México. Digno de mención es el rebaño de los Marroquín a mediados de los años 70, de donde se fundaron otras ganaderías con esta raza.

El Estado de Hidalgo, desde hace muchos años se ha caracterizado por ser uno de los más importantes en número y producción de ovinos en el país, según SAGARPA la población actual es de aproximadamente 859,765 animales (2007) representando el 12.13% del total nacional. Aunque los ovinos se encuentran distribuidos en todo el Estado desde del altiplano a su área tropical de la Huasteca. Los municipios tradicionales donde se asientan la Suffolk y la Hampshire son los de Apan, Tulancingo, Pachuca, Tizayuca, Actopan e Ixmiquilpan.

El Hampshire americano mostró en su exterior durante muchos años como característica distintiva una cabeza parcialmente descubierta como se muestra en la Foto 5.

Hampshire 8Foto 5. Ejemplares Hampshire tipo americano, caracterizados por su cara descubierta, su cuerpo largo y su gran talla.

Con el tiempo los gustos de los productores han ido cambiando hacia un animal más cubierto de lana en la cara, de ahí que actualmente en cuanto a esta característica, el Hampshire se mueve entre el tipo inglés caracterizado por su cabeza cubierta de lana con zonas de pelo sólo alrededor de ojos, el morro y las orejas y el tipo americano en que la cara aparece parcialmente descubierta, coronada por un copete de lana sobre el testuz, y versiones intermedias como se muestran en las Fotos 4 y 6.

Hampshire 9Foto 6. Grupo de carneritos Hampshire americano, que muestran algunas de las características típicas del exterior de esta raza, por ejemplo los dibujos de la cara Carneritos del Rancho Tecanecapa propiedad de Doña Laura Rivero Torres

Ellas sirven para dar una buena idea de la variación en esta característica, ya que en los grupos de carneritos que se presentan, se pueden observar estos dibujos. Aunque no hay manera de corroborar (a menos que se haga un estudio del genoma) la combinación de esta raza con la Suffolk, este hecho es aceptado entre algunos productores norteamericanos, de ahí que la cara descubierta y la similitud en sus producciones obedece a cruzamientos con esta última raza; la verdad es que aunque las similitudes son grandes esto queda para la especulación.

Fiel a la tradición norteamericana, el Hampshire de este país se caracteriza a primera vista por su gran talla, y su gran peso donde los machos rondan los 115 a 150 kg, aunque hay registros de 185 kg (Foto 7), en las hembras el peso fluctúa entre 60 y 115 kg. Son animales acornes, de piel negra y pesos de vellón ligeros similares a su fundadora inglesa. Otros aspectos que se reflejan en los animales provenientes de este país, es su cuerpo, patas, cuello y cabeza más largos que su antecesora inglesa.

Hampshire 10Foto 7. Semental Hampshire de 185 kg de peso.

Pero más allá de estas características meramente cualitativas, el gran mérito de esta raza es el gran trabajo de mejoramiento genético que sobre ella han realizado los investigadores norteamericanos. De ahí que destaquen en sus altas velocidades de crecimiento, ganancias de peso, conversiones alimenticias, así como los rendimientos y calidad de la canal (características estas muy apreciadas), fertilidades de 82 a 83%, ser buenas lecheras y de prolificidad en general de media a alta entre 1.4 a 1.9, aunque también hay que mencionar cifras reportadas que la ubican alrededor del 1.1 a 1.2.

Los pesos al nacer se ubican entre 3.9 y 6 kg y Boggess et al. (1991), mencionan pesos a los 60 días, con respecto al sexo 23.8 kg para las hembras y 26.3 kg para los machos; en cuanto al tipo de parto y tipo de crianza, para corderos de partos simples criados como simples 29.3 kg, corderos de partos dobles criados como simples 26.7 kg y 24.3 kg para corderos de partos dobles criados como dobles. Un reporte más de peso al destete a 136 días señala 39 kg. Algunos estudios ubican a esta raza con porcentajes en los cortes de la canal de entre 77 y 79% según la edad y peso. Otra característica que se le atribuye es su buen olfato para detectar hembras en estro. Estas razones hacen que esta raza sea de las favoritas para cruzamientos con razas de lana fina en USA.

La información en México con relación a esta raza es escasa, datos de algún parámetro en forma aislada se llegan a dar por ejemplo Urrutia et al. (1988) que menciona pesos al nacer de 4.5 kg y al destete de 31.7 kg a los 90 días o la fertilidad del 62% y la prolificidad de 1.56 producto de inseminación artificial señalada por Gutiérrez (2006).

La información más reciente la aportan estudios como el de Becerra et al. (2008) sobre algunos parámetros reproductivos y productivos y el De la Cruz y sus colaboradores (2004, 2006), que abordan aspectos tales como ganancia de peso conversión alimenticia y de los cuales se extrae un resumen de lo más relevante. En el cuadro 1, se presentan los resultados del trabajo de Becerra et al (2008), en el que se muestran rangos de fertilidad y prolificidad, así como de pesos a diferentes edades. Es importante mencionar que en el estudio se consideran diversas variables como el rancho, el año, la época, el tipo de parto, el sexo y otros, por eso los rangos suelen ser tan amplios, dentro de cada explotación suelen ser menores. Aquellos que deseen ahondar en el tema se recomienda leer las fuentes originales.

Cuadro 1. Rangos de parámetros reproductivos y productivos de dos granjas productoras de pie de cría de la raza Hampshire.
Parámetro Rangos
Fertilidad % 59 a 92
Prolificidad1.1 a 1.8
Peso al nacer kg3.4 a 5.5
Peso a 30 días kg9.9 a 14.2
Peso a los 60 días kg15.3 a 29.3
Peso a los 90 días27 a 38.5
Peso a los 120 días kg36.6 a 48.1

Fuente: Modificado de Becerra et al (2008)

Con relación a ganancias de peso, conversión alimenticia y algunos parámetros de canal en esta raza derivados de unas pruebas de comportamiento los trabajos de De la Cruz aportan información importante. En el Cuadro 2, tomado de este investigador se aprecian los resultados de pruebas de comportamiento en esta y otras dos razas; se pueden apreciar rangos muy buenos tanto en ganancia de peso como en conversiones alimenticias.

Cuadro 2.Rangos de ganancia de peso y conversión alimenticia en tres razas para carne.
RazaRangos de ganancia de peso/día en gRangos de conversión
Hampshire250 a 4502.5 a 6
Dorset250 a 3703.4 a 6.4
Suffolk300 a 6003.6 a 6

Modificado de: De la Cruz, 2004 y 2006.

En el Cuadro 3, también de este investigador se muestran otros aspectos productivos muy importantes como son el espesor de la grasa sobre el ojo del lomo, así como la profundidad y el área del mismo. Estos datos permiten ahora tener una idea más clara de características relevantes de la canal y de lo que se puede esperar de estos animales en los rebaños “puros” y en los cruzamientos.

Cuadro 3. Medias de cuadrados mínimos ± error estándar de las características estudiadas en corderos de las razas Hampshire, Dorset y Suffolk en pruebas de comportamiento.
RazaPesoGanancia diaria promedio (kg)Conversión alimenticiaEGAML (mm)PAML (mm)AML (cm2)
Hampshire64.4±0.84b0.451±0.01b3.9±0.13ª5.0±0.31ª28.1±0.66ª14.4±0.61ª
Dorset 59.2±0.84ª 0.365±0.01ª 4.6±0.13ª 5.2±0.31ª 25.4±0.66ª 13.3±0.60b
Suffolk66.0±1.45b0.418±0.02ab 5.8±0.23b8.3±0.54b27.6±1.14ª15.1±1.03ª

EGAML= espesor de grasa del área del músculo del lomo; PAML= profundidad del área del músculo del lomo; AML= área del músculo del lomo. a, b: medias con literales distintas por columna son diferentes (P

La Hampshire australiana y neozelandesa en México

Los tipos de Hampshire en el país se han enriquecido con animales que se han traído de Australia y Nueva Zelanda en los últimos años. En términos generales se asemejan más al tipo inglés en su exterior, aunque de mayor talla y corpulencia, pero no tanto como el tipo norteamericano. En algunos casos se presentan animales parecidos en su cara a estos últimos, es decir con una porción de la cara cubierta de pelos obscuros que va de los ojos hacia el morro y con un testuz cubierto de lana como se muestra en las Fotos 8 a y b, donde se aprecian unas ovejas de esta raza pertenecientes a un rebaño comercial en Argentina.

Hampshire 11Hampshire 12
Fotos 8, a y b. Ovejas Hampshire en un rebaño comercial en Argentina.

El uso de la Hampshire

Es innegable que esta raza puede ser utilizada como tal, afortunadamente ya existe información base como son las pruebas de comportamiento y otras que hablan de sus posibilidades (Foto 9).

Hampshire 12Foto 9. Resultados de las pruebas de comportamiento en una exposición de Tulancingo, Hidalgo, México

Pero además, por primera vez los estudios y trabajos con miras al mejoramiento están yendo más allá a través del programa de carneros de referencia que lleva el Mc Lino de la Cruz y que están aportando información sobre EPDs, lo que permitirá un proceso de selección mejor y una difusión de material genético superior. Esta información que se integre a los registros de venta de los sementales le dará un real valor al animal y no que solo valga como sucede actualmente por su buena presencia como muestra en la Foto 10.

Hampshire 14Foto 10. Carneritos con buena presencia de la raza Hampshire en la Exposición Nacional de Querétaro México.

El Hampshire junto con otras razas especializadas en carne de las cuales se vaya conociendo su comportamiento y posibilidades, deben incrementar su presencia en los esquemas de cruzamiento, siempre bajo programas bien establecidos y con mediciones adecuadas que permitan cuantificar las diferencias y los avances en la producción, sobre todo en cruzamientos terminales para la producción de corderos que tengan buenas características de crecimiento y desarrollo y de calidad de la canal. Son muy diversos los trabajos que así lo demuestran y en el que emplean sobre todo a la Hampshire, la Suffolk y la Dorset como razas paternas para este fin. El trabajo de Bianchi et al. (2001) es buen ejemplo de cómo se están estudiando las razas y sus cruzas, en el Cuadro 4 tomado de este autor se muestran los resultados producto de cruzamientos usando diferentes razas. En México también se están estudiando los cruzamientos y los resultados son muy alentadores.

CUADRO 4. Peso al nacer, velocidad de crecimiento, peso al sacrificio y estado corporal en corderos pesados Corriedale y cruza.

Peso nacer (kg) 1

Ganancia diaria (g día) 2

Pes vivo (kg) 3

Estado corporal (0-5) 4

*

**

**

+

Corriedale

3,4 ± 0,1 b

206 ± 4,4 b

31,5 ± 0,6 b

3,46 ± 0,0 b

Cruza con:

Texel

3,6 ± 0,3 b

220 ± 10,2 b

33,4 ± 1,4 b

3,70 ± 0,1 a

Hampshire Down

3,9 ± 0,1 a

234 ± 4,3 a

35,.2 ± 0,6 a

3,42 ± 0,0 b

Southdown

3,5 ± 0,2 b

231 ± 8,0 a

34,7 ± 1,1 a

3,52 ± 0,1 b

Suffolk

4,0 ± 0,4 a

248 ± 14,4 a

37,3 ± 1,9 a

3,44 ± 0,1 b

(+): P

Consideraciones finales

Es innegable que la raza Hampshire es una de las más importantes en el país dada su antigüedad, aceptación y tradición en su crianza. Por ello dado lo anterior nuestra visión es que se afianzará en los próximos años, quizá con menos rebaños pero de mejor calidad dado los importantes pasos que se están dando para conocerla y mejorarla. Mientras más se sepa de una raza y de lo que se está haciendo con ella mejores garantías se pueden tener de lo que se espera de ella.

1 Dr. José de Lucas Tron. Profesor – investigador titular del posgrado en el área de pequeños rumiantes de la Facultad de Estudios Superiores Cuautitlán de la Universidad Nacional Autónoma de México. Correo: [email protected]

Bibliografía

– Bianchi, G. Garibotto, O. Bentancur. 2001. Evaluación de la sobrevivencia, características de crecimiento, peso de la canal y punto GR en corderos pesados Corriedale puros y cruza Texel, Hampshire Down, Southdown y Suffolk* Arch. med. vet. v.33 n.2 Valdivia 2001. – Boggess M.V.

Wilson D.E. Rothschild M.F. and Morrical D.G. 1991 National Sheep Improvement Program: Age Adjustment of Weaning Weight. J. Anim. Sci. 69:3190-3201. – Botkin M.P. Field R.A. and Leroy J.C. 1968.

Sheep and wool: Science, production and management. Prentice Hall, New jersey USA. – De Lucas T.J. y Arbiza A.S. 1996.

Razas ovinas. Editores Mexicanos Unidos. México. – De Lucas T.J. 2006.

Razas ovinas lanadas en la producción de carne en México. En memorias de la 1ª. Semana nacional de Ovinocultura. Organizada por Fundación produce, INIFAP y Gobierno del Estado de Hidalgo. Realizada en Tulancingo Hidalgo del 9 al 13 de agosto del 2006, – De la cruz L.C. 2004.

Evaluación de características productivas en corderos de las razas hampshire, dorset y suffolk en pruebas de comportamiento. Tesis maestría en ciencias. Colegio de postgraduados. Montecillo, Texcoco, Estado de México – De la Cruz L.C. 2006.

El papel de las Pruebas de comportamiento, resultados y perspectivas. En memorias de la 1ª Semana nacional de Ovinocultura. Organizada por Fundación produce, INIFAP y Gobierno del Estado de Hidalgo. Realizada en Tulancingo Hidalgo del 9 al 13 de agosto del 2006 – Dickerson G.E. and Glimp H.A. 1975.

Breed and age affects on lamb production of ewes. J. Anim. Sci. 40: 397- 409 – Hampshire Breed Association de la Gran Bretaña. Página Web – Poting, K 1980. Sheep of the World. Blandford Press. Pole dorset U.K. – Simmons P. Raising Sheep the modern way. 1976. Garden Way Publishing. Charlote Vemont USA. – Ryder M.L. and Stephenson S.K. 1968 Wool Growth. Academic Press. London New York – Terril C.L. 1961. Chapter 2, Sheep Breeds. In Wool Handbook Volume one, by Von Bergen. W. 3th edition. Interscience, Publishers – Velasco Octaviano. 1881.

Importación de borregos merinos á la Mesa Central de México. Tesis para el EXAMEN PROFESIONAL DE MÉDICO VETERINARIO. Escuela Nacional de Agricultura y Veterinaria. Serie veterinaria número 3. (Se ha respetado la ortografía de la cita).

La raza Hampshire en México Reviewed by on . Una de las más antiguasLa raza Hampshire en México José de Lucas Tron1 La Hampshire como otras tantas razas presentes en el país, tiene virtudes y defectos, lo Una de las más antiguasLa raza Hampshire en México José de Lucas Tron1 La Hampshire como otras tantas razas presentes en el país, tiene virtudes y defectos, lo Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top