jueves , 14 marzo 2019

Home » Instituciones » Asociaciones de ovinocultores » Necesario un centro de mejoramiento genético: La AGLEOM

Necesario un centro de mejoramiento genético: La AGLEOM

Categoría: Asociaciones de ovinocultores, Instituciones, Número 04 Deja un comentario A+ / A-
Asociaciones

Son insuficiente los apoyos a la actividad

El pasado 6 de mayo en la ciudad de Querétaro los ovinocultores organizados de Mérida, Yucatán presentaron ante el consejo directivo de la AMCO, un reporte que a continuación resumimos, sobre los avances obtenidos en materia de salud animal.

Debido a que la aportación económica a la entidad es mucho mayor, las campañas de erradicación de enfermedades en bovinos, aves y cerdos han desplazado a las de los ovinocultores. Sin embargo, la comercialización de los productos ovinos, básicamente animales vivos para el abasto local y nacional, no se ha visto limitada a causa de las enfermedades; éstas han sido controladas mediante vacunación.

Se informó que la enfermedad que impacta a la ovinocultura es la brucelosis, pero que ya se gestiona para que los productores yucatecos que inscriban a sus hatos en el programa Alianza para el Campo estén exentos de esta prueba -sobre todo las hembras para pie de cría-, porque en el estado ésta ya se erradicó. La limitante actual, se dijo, es la falta de antígeno para la prueba de difusión en gel para Brucella ovis.

En cuanto al apoyo gubernamental y los créditos de la banca, se advirtió que el programa ganado mejor, hembras ovinas y sementales ovinos de pelo aplicado durante 1998 y 1999 se vio limitado por la falta de recursos económicos por parte del productor para cubrir al cien por ciento el valor de los animales, para aplicar la prueba de Brucella ovis y pagar el seguro.

Además, se añadió, el repo-blamiento ovino ha tenido varios obstáculos, entre ellos: la lentitud de los trámites en la Secretaría de Desarrollo Rural y en la aseguradora Agroasemex; el beneficio de la Alianza para el Campo no ha favorecido al sector ejidal, potencialmente alto productor de ovinos, siendo el más necesitado. En 1998 se redujo considerablemente el presupuesto, por eso, la Asociación Ganadera Local Especializada de Ovinocultores de Mérida (AGLEOM) propone apoyar al productor hasta con un cien por ciento para la adquisición de hembras ovinas y para introducir vientres ovinos procedentes de Monterrey, Tamaulipas, Chiapas, Veracruz, así como agilizar los trámites en corresponsabilidad con la Secretaría de Desarrollo Rural.

En general, se persigue incrementar y mantener el hato ovino del estado; disponer de una producción sostenida para proveer al mercado local y nacional; hacer llegar los beneficios de la Alianza para el Campo a los productores de más bajos recursos, y generar fuentes de empleo en el área rural. Para este año, se reportó que las metas son introducir a la entidad 6 mil vientres ovinos con financiamiento del Banrural al cien por ciento. Hasta la fecha Banrural ha apoyado al productor con el cien por ciento; el productor ha aportado un treinta por ciento al fondo de garantía y la Alianza para el Campo participa con la devolución del cincuenta por ciento del crédito con la presentación de los documentos y los animales. Asimismo, se informó que el monto proporcionado a la AGLEOM es de tres millones de pesos.

Respecto a las acciones realizadas por la AGLEOM para el fomento de la actividad y el fortalecimiento del gremio se dijo que se han realizado reuniones informativas en los diferentes municipios del estado formando grupos de trabajo y se ha participado en los comités técnicos de los distritos de desarrollo rural. La organización gremial, se añadió, ha nombrado a un representante de grupo de trabajo, que será el enlace con la asociación y establecido mediante estos grupos delegaciones de ovinocultores en el estado.

En relación con la capacitación para la producción se reportó que los ovinocultores trabajan con tecnología tradicional y poco eficiente, y que la falta de eficiencia en la producción limita la permanencia de la actividad. Por eso, las alternativas son capacitar a los productores afiliados o no, asesorar continuamente al ovinocultor, realizar visitas a ranchos de productores para intercambiar experiencias. Hasta ahora las acciones desarrolladas se han centrado en gestionar un presupuesto para la contratación de ocho técnicos profesionales con el conocimiento amplio de ovinos; además, se estableció un vínculo con el INIFAP para la transferencia de la tecnología a los productores a través de los técnicos profesionales de la AGLEOM. Para financiar la capacitación se cuenta con el programa GIMO, que para este año destinó 310 mil 800 pesos.

Para el mejoramiento genético, se afirmó, es necesario conocer la problemáüca para adquirir sementales mejorantes; las bajas ganancias de peso del Pelibuey son una limitante a la producción. Por tanto, es necesario crear un centro de mejora genética bajo el funcionamiento y dirección de los productores; brindar beneficios a todos los productores mediante la oferta de pie de cría de mayor mérito genético. Los objetivos son planear, ejecutar y evaluar el programa genético ovino estatal y regional mediante la calificación de los candidatos (machos, hembras) a pie de cría, viendo su capacidad reproductiva. La difusión para el mejoramiento puede ser a través de una bolsa de sementales y vientres para pie de cría; con la venta de semen fresco de sementales sobresalientes para uülizar en inseminación artifical, o la venta de embriones de madres destacadas.

Para ello se planteó un esquema metodológico en cuanto a cantidad y calidad de los ovinos; el objeto es incrementar la producción de carne.

Se habló de una política de reemplazos del centro genético y difusión de la mejora genética.

Los principales instrumentos tecnológicos del esquema son los controles productivos y genealógicos, la selección por un índice, la inseminación artificial y, posteriormente, la valoración por modelos mixtos cuando se disponga de la información requerida.

La AGLEOM se encargará de pedir a los socios productores de pie de cría llevar controles productivos que permitan medir el crecimiento y prolificidad para que la falta de información no sea una limitante del programa de mejoramiento genético de la raza Pelibuey.

Estas acciones serán apoyadas por técnicos de AMCO. También se informó que la ganancia de peso tiene una heredabilidad media, lo que hace factible realizar un mejoramiento a través de la selección de padres sobresalientes.

Por otra parte, se dijo que el centro genéúco operará como núcleo cerrado y, se agregó, los ejemplares del rebaño fundador se integrarán con hembras y sementales provenientes del mayor número de ganaderías y zonas del estado y de la península. Los criterios de selección del pie de cría fundados serán con base en el patrón de la raza Pelibuey; la edad, la prolificidad y el desarrollo corporal de acuerdo con la edad. Cuando los productores dispongan de información productiva, ésta será tomada en cuenta para la selección del pie de cría; la evaluación genética en el núcleo será a través de un índice que combine los rasgos de peso y prolificidad.

Finalmente, se informó que el financiamiento será a través de los gobiernos de Quintana Roo y Yucatán. Para ello se formará un fideicomiso que integre los recursos económicos de los dos estados; el gasto total será de $ 7’020,780.00 en el primer año y en los dos años siguientes de $ 1’587,200.00, haciendo un gran total de $ 10’195,180.00.

Necesario un centro de mejoramiento genético: La AGLEOM Reviewed by on . Asociaciones Son insuficiente los apoyos a la actividad El pasado 6 de mayo en la ciudad de Querétaro los ovinocultores organizados de Mérida, Yucatán presentar Asociaciones Son insuficiente los apoyos a la actividad El pasado 6 de mayo en la ciudad de Querétaro los ovinocultores organizados de Mérida, Yucatán presentar Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top