viernes , 22 marzo 2019

Home » Medicina » Factores de infección y control de parásitos internos

Factores de infección y control de parásitos internos

Categoría: Medicina, Medicina preventiva, Número 04, Parasitología Deja un comentario A+ / A-
Sanidad

Uno de los problemas más graves en ovinos

Los parásitos gastrointestinales son el problema mas común y costoso en los ovinos. La infección provoca pérdidas en la producción. En la borrega provoca disminución de la producción láctea, pérdida de peso, etcétera; en los corderos bajas ganancias de peso, anemia de grado variable, diarrea en algunos casos y la muerte en casos extremos.

Ciclo de vida

Los parásitos adultos depositan huevos en grandes cantidades en el abomaso e intestino delgado para después ser excretados a través de las heces. Con la humedad y las lluvias se desintegran las heces y emergen larvas, las cuales mudan hasta larvas infectantes (L3) que son ingeridas por el ovino al pastoreo. El periodo del tiempo que transcurre desde la incubación del huevo hasta L3 varía dependiendo de las condiciones medioambientales pero puede ser tan corto como cinco días.

Existen tres factores que promueven la supervivencia de las larvas:

  • Calor
  • Oxígeno
  • Humedad

Una vez que la larva es ingerida, continúa su desarrollo hasta la etapa adulta; posteriormente el ciclo se repite cuando son capaces de poner huevos. Este periodo de tiempo es de 14 días en el caso de Haemonchus Contortus (parásito del abomaso que succiona sangre), y de 21 días aproximadamente en el caso de Ostertagia y Trichostrongylus.

¿Por qué son más susceptibles a los parásitos?

Los ovinos presentan tendencia a comer pasto cerca del suelo donde el número de larvas es muy grande lo que incrementa dramáticamente la exposición a las mismas.

Los ovinos, a diferencia de otros animales, son indiferentes a pastorear áreas con alta contaminación fecal.

Presentan un instinto gregario, es decir, pastorean en grupos, muy cerca unos de otros.

Los ovinos viejos son incapaces de presentar una respuesta inmune contra los parásitos.

Inmunidad

La inmunidad hacia los nematodos se desarrolla gradualmente y sólo se logra hasta que los animales tienen entre seis y nueve meses de edad. La inmunidad inhibe en cierto grado el desarrollo de los parásitos y su reproducción, así como promueve su expulsión. De cualquier forma la inmunidad no es completa y puede disminuir ampliamente cuando el animal es desafiado por un gran número de larvas de Haemonchus, así como situaciones de gran estrés (destete).

En las hembras próximas al parto se presenta el fenómeno llamado PPR 1 (Periparturient rise) que es un dramático aumento en la cantidad de parásitos. Este proceso comienza dos semanas antes del parto y los parásitos alcanzan el pico de producción de huevos ocho semanas después del mismo, debido a los cambios hormonales que ocurren en la gestación y lactación, en el caso de esta última, particularmente por la prolactina.

Factores que incrementan el riesgo de infección

Sobrepastoreo: Aquí se presenta una elevada concentración de animales y una alta contaminación por heces.

Pastoreo de animales al amanecer: Las larvas son atraídas por la luz tenue y migran hacia la punta de los pastos ayudados por la humedad matinal; lo contrario sucede con la luz intensa, por i lo que las larvas migran hacia la parte inferior de los mismos.

Pastoreo rotacional: Es una práctica de manejo útil para el mejor aprovechamiento de los pastos, sin embargo incrementa el desafío parasitario debido a la alta concentración de animales sobre los potreros.

Potreros o pastos seguros

Son aquellos en los cuales existe una baja incidencia de larvas infectantes (L3), dentro de éstos se encuentran:

Potreros donde han cultivado forrajes para heno, ensilado o grano.

Potreros que han sido utilizados por vacas, caballos u otras especies; esto se explica debido a que existe poca infección cruzada entre especies distintas.

Programas de desparasitación

Un efectivo control parasitario no solamente se basa en el uso de antihelmínticos ya que, además de la relación huésped-parásito, interviene otra serie de factores que interactúan y provocan que la enfermedad se presente.

Hay que evitar, en la medida de lo posible, aquellos factores que favorecen la incidencia de parásitos. Algunas consideraciones importantes son los siguientes:

  • Mantenga un registro de las desparasitaciones a realizar, así como del antihelmíntico utilizado.
  • Desparasite a las hembras gestantes dos semanas antes del parto con productos que destruyan larvas hipobióticas como el albendazole, levamisol, fenbendazole o aver-mectinas, de esta manera la hembra producirá mayor cantidad de leche y logrará un mejor desempeño de sus crías.
  • Si los corderos son colocados en potreros no seguros deberán desparasitarse cada tres o cuatro semanas, comenzando a las seis semanas de edad. Con esto lograremos mejores ganancias de peso y salud de los mismos.
  • La subdosificación de antihelmínticos puede promover la resistencia de los parásitos; la mayoría de los antihelmínticos aprobados para ovinos tienen un amplio margen de seguridad, a excepción del levamisol. Es más deseable un error por sobredo-sificación que por subdosificación.
  • Desparasite al rebaño completo: incluya a todos los animales, ya que cualquier animal no tratado es una fuente de reinfección.
  • Realice análisis coproparasi-toscópicos para determinar en que época del año se incrementa la población de parásitos y así establecer el calendario de desparasitación.
  • En el caso de zonas tropicales desparasite las poblaciones a principios de enero y febrero que es el periodo normal de “secas” esto coincide con el comienzo de la época de partos. El periodo sin lluvia evita que se desarrolle un nuevo ciclo parasitario. Utilice antihelmínticos que destruyan larvas hipobióticas.
  • Las jeringas, agujas y dosificadores orales deberán estar limpios. Con los antihelmínticos orales no fuerce al animal a tragar el producto ya que puede introducirlo en los pulmones.
  • Rote los antihelmínticos al menos una vez por año. Asegúrese de que cambia el principio activo (albendazole, fenbendazole, etcétera) del mismo, ya que se pueden encontrar en el mercado varias marcas de un mismo anti-helmíntico.

Todos los animales son susceptibles a los parásitos, sin embargo las hembras próximas a parto y los corderos lo son en mayor medida.

Un evento en el que ocurren grandes perdidas es el destete; y el momento de máximo estrés en el cordero que trae como consecuencia una baja en la inmunidad y lo hace presa fácil de parásitos y problemas respiratorios.

Antes de cambiar a los animales a potreros limpios, desparasítelos y manténgalos al menos entre 12 y 24 horas en el mismo sitio, posteriormente cambíelos al potrero nuevo.

Si usted tiene bovinos, una práctica que funciona bien es dividir sus potreros: en una mitad bovinos y en la otra ovinos, a la mitad de la época de pastoreo cambíelos de potreros, esta práctica puede romper el ciclo de vida de los parásitos puesto que su hospedero natural no está presente.

Factores de infección y control de parásitos internos Reviewed by on . Sanidad Uno de los problemas más graves en ovinos Los parásitos gastrointestinales son el problema mas común y costoso en los ovinos. La infección provoca pérdi Sanidad Uno de los problemas más graves en ovinos Los parásitos gastrointestinales son el problema mas común y costoso en los ovinos. La infección provoca pérdi Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top