jueves , 14 marzo 2019

Home » Número 27 » Suplementación al pie de cría y producción intensiva de carne

Suplementación al pie de cría y producción intensiva de carne

Categoría: Número 27, Nutrición, Sistemas de producción, Zootecnia Deja un comentario A+ / A-

Nutrición

En sistemas de pastoreo en Yucatán

Suplementación al pie de cría y producción intensiva de carne

El pastoreo, bajo condiciones normales del campo yucateco, es el sistema más eficiente y económico para producir rumiantes. Un sistema adecuado de pastoreo es aquel en el que existe un equilibrio entre la cantidad de forraje disponible y el número de animales que lo consumen.

*Arturo F. Castellanos Ruelas

La vocación del suelo del Estado de Yucatán y de la Península destinado a la ganadería ovina, es la de mantener al pie de cría pastoreando en la extensa cobertura vegetal que lo cubre. Esto es debido a que los forrajes naturales o introducidos en esta zona son capaces, por sí solos, de proveer el sustento de las hembras vacías, gestantes y lactantes con cría al pie, en épocas de lluvias, permitiéndoles expresar su potencial de producción.

Suplementación al pie de cría y producción intensiva de carne

En cambio, los animales en crecimiento y engorda requieren de un mayor aporte de nutrimentos para manifestar su potencial máximo, por lo que expresan una mejor productividad en condiciones de confinamiento total, o sea, en condiciones intensivas. En este documento se revisarán estos dos sistemas de producción.

El pastoreo, bajo condiciones normales del campo yucateco, es el sistema más eficiente y económico para producir rumiantes; aunque siempre es difícil definir este concepto de “normalidad”. Haciendo un intento por aclararlo, se puede pensar en que un sistema “normal” de pastoreo de ovinos es aquel en el que existe un equilibrio entre la cantidad de forraje disponible y el número de animales que lo consumen, en donde el pasto se mantiene en buenas condiciones y es pastoreado con intervalos de descanso de 30 o 40 días. Es primordial que el agua no sea un factor limitante. Cuando se dan estas condiciones, el pie de cría solo requiere de suplementación mineral.

La situación normal puede modificarse hacia dos caminos opuestos, mejoramiento o deterioro.

Una mejora en el sistema productivo del pie de cría se puede dar de muchas maneras. Por ejemplo, la fertilización de los potreros con agroquímicos, excretas avícolas o aguas residuales de granjas porcinas permiten incrementar tanto la calidad como la cantidad de forraje disponible y con ello se aumentará la producción de la explotación. La optimización del sistema también se puede lograr con la instalación de equipos de riego, el control oportuno de malezas, etcétera. Esta mejora irá asociada a un incremento de la inversión financiera.

El deterioro del sistema productivo se produce cuando circunstancias previstas o no previstas afectan su eficiencia. Este será el caso cuando la cantidad o calidad del pasto disponible en el potrero disminuya por cambios en la fenología de las plantas, por degradación de las praderas (invasión de plantas indeseables), por sequía prolongada, por la presencia inatendida de plagas en los potreros, etcétera. Es en esta circunstancia cuando la suplementación al pie de cría se hará necesaria.

En el mejor de los casos, el sistema de producción en pastoreo permite mantener al pié de cría en un buen nivel de productividad. Sin embargo, los animales destinados para la engorda en pastoreo crecerán a un ritmo aproximado de solo 50 a 100 g/d, mientras que estos mismos animales en engorda intensiva pueden alcanzar ganancias de peso de hasta 300 g/d, pero únicamente se lograrán en condiciones de confinamiento total, con dietas balanceadas y numerosos cuidados.

Suplementacion al pie de cría

Para lograr una correcta alimentación del pie de cría en pastoreo se requiere conocer:

• La cantidad de pasto disponible en el potrero.
• La cantidad de pasto que el animal es capaz de consumir y su valor nutricional.
• Las necesidades nutricionales de los animales en sus diversas etapas productivas.

Estimación del forraje disponible en el potrero

La cantidad de forraje disponible en el potrero se mide manualmente, cortándolo a una altura similar a la que un borrego lo consumiría. Los detalles de esta técnica de medición pueden encontrarse en la sección “Estimación de la Capacidad de Carga en Áreas de Pastoreo”, de este documento.

Consumo voluntario en libre pastoreo

La cantidad de forraje que las hembras del pié de cría son capaces de consumir en condiciones de libre pastoreo está afectada por numerosos factores; algunos atribuibles a la planta misma, como su estructura, fenología, digestibilidad, etc., o bien, factores externos como las condiciones climatológicas.

Los trabajos para determinar el consumo voluntario en la región han sido conducidos en vegetación inducida: Estrella de África y Buffel; y en la vegetación nativa que crece en los henequenales. Han abarcado las dos épocas mas marcadas del año, lluvias y sequía. Los resultados globales pueden apreciarse en la Gráfica 1.

Salta a la vista que la capacidad de consumo de la borrega dependerá de su estado productivo y de la época del año. Las borregas lactantes tienen una mayor capacidad de consumo que las gestantes y estas consumen más que las vacías. El consumo es mayor durante la época de lluvias, en comparación con la época de sequía. Esto se explica debido a que en lluvias los forrajes están más suculentos y tienen mayor digestibilidad. Con esta información a la mano, es fácil asumir que las borregas tendrán mayor necesidad de ser suplementadas durante la sequía.

Valor nutricional del forraje consumido

Para conocer el valor nutricional de los forrajes que ingieren los ovinos en pastoreo, se han llevado a cabo trabajos minuciosos utilizando animales fistulados y canulados en el esófago o sea provistos quirúrgicamente de un orificio en el cuello en donde se adapta una válvula que permite abrirlo y cerrarlo. A través de este orificio se obtiene una muestra del forraje que consume el animal. Esta técnica es muy precisa para conocer el contenido de proteína de la ingesta de los animales.

Es posible afirmar que el contenido proteínico de la ingesta de las borregas es elevado, del orden de un 15 por ciento o mayor. A diferencia del consumo voluntario, el consumo de proteína se ve poco afectado por la época del año. Por lo tanto, esta información indica que las necesidades de proteína pueden estar aseguradas con los forrajes.

Requerimientos nutricionales del pie de cría

El INIFAP es uno de los pioneros en la investigación orientada a conocer las necesidades nutricionales de las razas Pelibuey y Black Belly. Se ha hecho más énfasis para conocer las necesidades de energía, ya que es la fracción de la dieta de un animal que más costo tiene. Estos trabajos recalcan que las necesidades de las razas de pelo son diferentes a las razas lanares explotadas preferentemente en países con clima templado. La información generada está destinada a ser utilizada por especialistas, pero se citarán algunos resultados en la Gráfica 2, solo para dar una idea de su forma de expresión.

Al proporcionar a las borregas la cantidad de energía que se menciona en la Gráfica 2, es de esperarse que se logre la máxima productividad de la raza. Algunas metas que se lograrán con ello son:

• Que las borregas ganen poco peso durante los dos primeros tercios de gestación (aproximadamente 1 kg)
• Que el peso posparto de la borrega sea similar al peso que tenia al día 50 de gestación.
• Que la cantidad de kg paridos sea cercana a 5 kg en partos múltiples y mayor de 3 kg en partos sencillos.
• Que la oveja mantenga su peso posparto durante la lactación.
• Que los corderos tengan una ganancia de peso predestete de 210 g/dia.

Poniendo toda la información junta

Con la información anterior es evidente que no se puede hablar de una sola estrategia de suplementación para el pié de cría, ya que ésta dependerá de la época del año.

Época de lluvias. La producción forrajera de la zona de pastoreo, el consumo de forraje de las borregas y el valor nutricional de este pasto están al máximo. Bajo estas condiciones, el requerimiento de las borregas se satisface a partir del consumo de forraje.

Época de sequía. La producción forrajera disminuye drásticamente. La capacidad de ingestión de forraje por parte de las borregas se reduce. Esta situación no afecta a las hembras vacías o que están al inicio de su gestación, pero obliga a la suplementación para las hembras en último tercio. La recomendación es la de proporcionar 0.5 kg de alimento balanceado comercial de buena calidad por animal diariamente. En cuanto a las hembras lactantes su consumo de forraje es tan reducido que no es recomendable suplementarlas para lograr su máxima productividad ya que resultaría ser una estrategia muy elevada y costosa. La suplementación sería recomendable solo para mantener el peso corporal de la hembra o para asegurar la supervivencia del cordero. Por lo tanto, hay que evitar en lo posible que los partos coincidan con esta época.

Importancia de la suplementación mineral

En numerosas ocasiones ha quedado demostrado que los suelos de la Península de Yucatán son deficitarios en minerales, en particular, de fósforo. También existe un desbalance entre otros minerales como el cobre, cobalto, selenio y zinc. Por ello, la suplementación mineral redunda en un incremento en algunos parámetros productivos (Gráfica 3)

La importancia del aporte de minerales en la dieta radica en que estos participan en una gran cantidad de eventos metabólicos esenciales para el aprovechamiento de los nutrimentos y para la síntesis de tejidos. La suplementación es una estrategia muy sencilla de llevar a cabo, solo requiere de ofrecer a los animales suplementos minerales comerciales, preferentemente cuya fuente fosforada sea un ortofosfato de calcio. Esta es una de las mejores fuentes de fósforo disponible. Para ello pueden utilizarse saladeros colocados en el área de pastoreo o en los corrales.

Producción de carne en confinamiento

La producción de carne ovina en confinamiento puede ser lograda mediante la engorda tanto de machos, como de hembras; sin embargo hay que considerar que las hembras crecerán aproximadamente un 18 por ciento menos que los machos debido a que se engrasarán mas rápidamente que ellos. Es decir, si el sistema asegura una ganancia de peso de los machos de 200 g/d, con las hembras solo se obtendrá 164 g. La ventaja de la engorda de hembras de desecho es que su costo de adquisición es menor que el de los machos del mismo peso. El objetivo de la engorda cuando se utilizan razas de pelo, es el de lograr machos terminados con un peso al sacrificio que oscile entre 35 y 40 kg o entre 40 y 45 kg cuando se utilizan F1. En hembras de raza de pelo, el peso corporal al final de la engorda estará entre 28 y 32 kg. El rendimiento en canal de los machos será de aproximadamente un 48% y el de las hembras un poco menor.

Los animales utilizados deben estar saludables y deben ser confinados en corrales en donde se les proporcione alimento y agua a libertad. La intensidad de la velocidad de crecimiento impuesta dependerá de los objetivos de la explotación, pudiendo establecerse como meta que los animales ganen 100, 200 o hasta 300 g/d. El tipo de estrategia dependerá de las exigencias del mercado y del precio que se pague por el producto.

En general, los animales engordados intensivamente tienen una mejor calidad de carne comparados con los que son engordados en pradera. Ello se debe a que son mas jóvenes y a que sus masas musculares están mejor conformadas.

El tipo racial del animal mas apropiado para ser engordado intensivamente son los que provienen de la cruza de razas de pelo con razas lanares especializadas en producción de carne, como la Suffolk, Hampshire y Dorset.

El éxito de la engorda dependerá en gran parte de la conversión alimenticia, la cual mide la cantidad de alimento consumido necesario para que los animales lleguen a ganar un kg de peso. Esta conversión alimenticia depende de múltiples factores, independientes del sistema de alimentación tales como: la raza, las condiciones climáticas, las instalaciones, etc. Para conocer la conversión, es necesario llevar el control diario de la cantidad de alimento consumido por los animales. El objetivo es lograr con alimentos de buena calidad, que los animales consuman entre 6 y 7 kg de alimento para que ganen un kg de peso. Con alimentos de mediana o baja calidad la conversión alimenticia por kg de ganancia de peso es mayor.

A continuación se presentan, a manera de ejemplo, dos tipos de alimentos balanceados que propician ganancias de peso muy diferentes en animales con un peso vivo de 25 kg (Cuadro 1). Ambos tienen diverso aporte energético, 16% de proteína y proporcionan una cantidad satisfactoria de fibra, minerales y vitaminas.

En los alimentos anteriores es importante resaltar la presencia de dos insumos que sirven para prevenir los problemas de acidosis ruminal y timpanismo, que son los más comunes en este tipo de sistema productivo. Estos trastornos se presentan en animales que consumen alimentos con alto valor nutritivo y se manifiestan como una producción exacerbada de gases en el rumen que puede llegar a provocar la muerte.

CUADRO 1. COMPOSICIÓN DEL ALIMENTO
BALANCEADO DEPENDIENDO DE LA GANANCIA
DIARIA DE PESO (GDP) ESPERADA (%)
INSUMO ($/TON)GDP= 100 G/D
CONTENIDO BAJO
EN ENERGÍA: 2.16
MCAL DE ENERGÍA
METABOLIZABLE
GDP= 250 G/D
CONTENIDO ALTO
EN ENERGÍA: 2.80
MCAL DE ENERGÍA
METABOLIZABLE
Pollinaza34.27331.508
Maíz48.100
Esquilmo forrajero32.2009.800
Salvado de trigo17.400
Pasta de soya9.6009.800
Melaza5.800
Sal0.5900.590
Vitaminas ADE0.0700.070
Premezcla de microminerales0.0350.100
Ionóforo0.0320.032
COSTO/TON$863$1140
CONSUMO/ANIM/DÍA1350 g1530 g
CONVERSIÓN ALIMENTICIA13.5:16.1:1

Uno de los insumos es el esquilmo agrícola, que puede estar representado por cualquier tipo de residuo de cosecha: olote o rastrojo de maíz, paja de soya, cascarilla de pepita de calabaza, etcétera. También se puede utilizar heno de pastos. La función de este insumo es propiciar que los animales tengan movimientos ruminales, lo cual les permite una buena digestión.

El ionóforo es un modulador de la fermentación ruminal que no solo evita la acidosis, sino que también propicia una mejor ganancia de peso en los animales.

En el Cuadro anterior se evidencía que el alimento balanceado bajo en energía propicia una menor ganancia de peso, con un costo de producción de un kg de carne notoriamente mas elevado en comparación con lo que se obtiene utilizando un alimento de mayor valor energético, como es el segundo. Resultados intermedios se lograrán con alimentos balanceados de una calidad nutricional comprendida entre los dos ejemplos anteriores.

Considerando que bajo las condiciones actuales del mercado, el costo del ovino en pie es de aproximadamente $15.00/ kg, el empleo del alimento mas concentrado en energía resulta atractivo, tanto desde el punto de vista financiero, como por la velocidad de crecimiento que se puede alcanzar.

Conclusiones

Tomando en consideración la gran importancia que tiene el conocimiento del consumo de forraje en pastoreo y el valor nutricional del mismo, se puede afirmar que la vegetación natural o introducida disponible en la Península de Yucatán proporciona, durante la época de lluvias, los nutrimentos necesarios para que el pie de cría exprese su máximo potencial productivo. Sin embargo para que esta situación cristalice, será necesario asegurar la disponibilidad de forraje de buena calidad mediante el empleo de prácticas agronómicas y de manejo de pastoreo.

Dado que durante la época de sequía disminuye el consumo de forraje, el aporte nutritivo solo puede mantener a las ovejas vacías. Las gestantes requerirán de ser suplementadas. Debido a que las necesidades nutricionales de la oveja lactante son aún mas elevadas, no es recomendable que se produzcan pariciones durante esta época ya que la oveja perderá condición corporal.

Es recomendable que al pié de cría en todas las etapas se le proporcione suplementación mineral.

La producción intensiva de carne puede ser una buena opción para aprovechar el potencial de crecimiento de los animales y para generar un producto de buena calidad.

LITERATURA RECOMENDADA

Cabrera T.E.J. 1996. Efecto de la suplementación fosforada sobre el comportamiento productivo y reproductivo posparto de borregas Pelibuey bajo condiciones tropicales. Tesis de Maestría en Ciencia. Fac. de Med. Vet. Y Zoot. U.A.D.Y. Mérida, Yuc.

Castellanos R.A., 1988. Recomendaciones para la alimentación del borrego Pelibuey. México Borreguero. 6(27):7-10.

Chavez R.G., Castellanos R.A. y Velázquez M.A. 1995. Producción de ovejas Pelibuey pre y postparto alimentadas con diversos aportes nutricionales. Técnica Pecuaria en México. 33(3):183-191.

Ortega R.L., Bores Q. R. y Rivas P.F. 1986. Efecto de la época del año sobre el consumo de materia seca en ovinos pastoreando en praderas de Estrella de África. Reunión Nacional de Investigación Pecuaria en México. INIFAP-SAGAR UNAM. p.189 Sanginés G.R. y Castellanos R.A. 1997. Alimentación en ovejas tropicales. Ovis. 48 (Enero):35-42. (España).

*Facultad de Ingeniería Química. Universidad Autónoma de Yucatán. e-mail: [email protected]

 

Suplementación al pie de cría y producción intensiva de carne Reviewed by on . NutriciónEn sistemas de pastoreo en YucatánSuplementación al pie de cría y producción intensiva de carne El pastoreo, bajo condiciones normales del campo yucate NutriciónEn sistemas de pastoreo en YucatánSuplementación al pie de cría y producción intensiva de carne El pastoreo, bajo condiciones normales del campo yucate Rating: 0

Deja tu comentario

scroll to top